Microorganismos probióticos

¿QUÉ SON LOS PROBIÓTICOS?

Los probióticos son microorganismos vivos, principalmente bacterias que se encuentran naturalmente en nuestro cuerpo, especialmente en nuestro sistema digestivo. Estos microorganismos juegan un papel importante en la salud digestiva y en el mantenimiento de un sistema inmunológico saludable.

Elie Metchnikoff, es el padre de la inmunología y la historia del descubrimiento de los probióticos.

La clave de la visión de Metchnikoff fue, que al mirar al interior de los tejidos y ver la plétora de microorganismos que residían ahí, no los concibió como corpúsculos patógenos, aislados y extraños, sino como parte del gran proceso de interconexión holística de la naturaleza. Esto fue lo que le permitió entender que las bacterias tenían también una función positiva en la vida humana.

Se le considera el padre de la inmunología por haber formulado la “teoría de la fagocitosis”, en la cual definió la función del sistema inmune de resistir enfermedades, particularmente de las células blancas (leucocitos), que son capaces de reconocer intrusos y atacarlos. Esta idea que era completamente nueva e incluso fue disputada por Pasteur en su momento, le valió el premio Nobel de Medicina en 1908.

La importancia del trabajo de Metchnikoff apenas empieza a dimensionarse con el descubrimiento del microbioma humano y con las abundantes investigaciones que se realizan actualmente, las cuales están recopilando convincente evidencia que sustenta sus teorías. Hoy sabemos que desequilibrios en la población de la microbiota en el intestino del ser humano están correlacionados con gran cantidad de enfermedades y que muchas enfermedades , desde la gastritis hasta la depresión, pueden presentar mejorías cuando se restablece dicho equilibrio a través de la dieta, el consumo de probióticos o el ejercicio.

Interesante conexión entre el cerebro, el intestino y el ecosistema interno de bacteria. Estudios muestran que el estado de la microbiota del intestino puede predecir cuadros de depresión y ansiedad.

Hay ciertas circunstancias que pueden alterar nuestro sistema digestivo y así la flora bacteriana.
Por ejemplo los antibióticos, ya que atacan tanto a bacterias beneficiosas como patógenas, afectando al equilibrio.
El estrés es otro factor que afecta negativamente a nuestra microbiota.

Entre los muchos beneficios de los probióticos, algunos de los más comunes incluyen:

  • Mejorar la digestión: los probióticos pueden ayudar a mejorar la digestión al aumentar la cantidad de bacterias buenas en nuestro sistema digestivo.
  • Fortalecer el sistema inmunológico: los probióticos pueden ayudar a fortalecer el sistema inmunológico al mantener la flora intestinal equilibrada .
  • Tratar la diarrea: los probióticos pueden ayudar a tratar la diarrea al restaurar la flora intestinal y prevenir la colonización de bacterias patógenas.
  • Aliviar el estreñimiento: al mejorar la digestión y favorecer la flora beneficiosa en el tracto digestivo.

Hay que tener en cuenta que la cantidad de probióticos depende de cada persona.

Los probióticos se pueden obtener de alimentos fermentados como el yogur, el kéfir y el chucrut,  así como de suplementos en forma de cápsulas o polvos.
También existen complementos alimenticios a base de prebióticos y probióticos que pueden facilitar el déficit y ayudar a restablecer el equilibrio, que puedes encontrar en tu farmacia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Carrito de compra
Scroll al inicio