Mujer en la piscina verano

Cuidados del cuerpo en verano.

Ahora que estamos en verano, nuestra atención se centra en mantener un equilibrio óptimo en nuestro organismo.

Una hidratación adecuada es primordial para mantener nuestra temperatura corporal. Evitar estar expuestos al sol, especialmente en la franja horaria de intenso calor (entre las 12.00 y las 16.00). Refrescar nuestra piel con agua tanto en la playa como en las piscinas. También en casa nos refrescamos con duchas. El agua thermal es un gesto a tener en cuenta. Envases manejables de distintos formatos que podemos llevar a cualquier parte, realizando un gesto que nos proporcione confort a nuestra piel. Nos proporciona sales minerales naturales.

Además estamos expuestos a las molestas picaduras de insectos.

Para el alivio de éstas, lo primero que hacemos es limpiar la zona afectada y aplicar una crema calmante. Observamos la picadura y cómo reacciona nuestro cuerpo para defenderse. Si sentimos calor e inflamación podemos aplicar una compresa o toalla con agua fría durante unos minutos. El frío local ayudará a que baje la inflamación.

Cremas, lociones o geles con principios naturales calmarán nuestra piel.

Aloe vera, caléndula, hipérico, rhodiola, etc, son algunos ejemplos de plantas medicinales a tener en cuenta en estos casos.

Las molestas urticarias:

  • De un día a otro, amanecemos con picores y erupciones, de forma general.
  • De nuevo, la hidratación es un factor esencial. Escuchamos nuestro cuerpo, el cual nos pide alivio inmediato, frescor.
  • Las lociones de calamina son una solución agradable para calmar esta molesta irritación. Beber abundante agua y evitar alimentos y bebidas estimulantes como la cafeína, nos ayudarán a pasarlo cuanto antes.
  • Dependiendo del tipo de urticaria, trataremos con productos específicos. Observaremos si hay inflamación, rubor, calor…

El verano es una estación maravillosa en la que disfrutamos del calor y del sol, momento de pasear, de disfrutar haciendo ejercicio físico al aire libre y oxigenarnos, que es importante para nuestras células.

Los días son más largos, para que tengamos tiempo de salir y de descansar.

Cada día , UNA OPORTUNIDAD.

Escuchando a nuestro cuerpo sabremos qué es lo mejor que le podemos dar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Carrito de compra
Scroll al inicio